Marteiliosis
Marteilia refringens y Marteilia sydneyi

Incluida en el Real Decreto 2459/1996, por el que se establece la lista de enfermedades de animales de declaración obligatoria y se da la normativa para su notificación.


Información ofrecida por Dr. Juan Antonio Castillo
Dpto. de Parasitología de la Facultad de Veterinaria de Zaragoza.


Marteiliosis refringens

INTRODUCCION


   Marteilia refringens es el protozoo responsable de la marteiliosis refringens, enfermedad de Aber o enfermedad de la glándula digestiva de la ostra plana europea, Ostrea edulis. Es la causa de una importante mortalidad de estas ostras en verano en la costa atlántica europea, siendo desconocida la forma de transmisión de la enfermedad.

ETIOLOGIA


   Marteilia refringens es un protozoo (Phylum Paramyxea), caracterizado por la presencia de cuerpos de inclusión refringentes.

EPIDEMIOLOGIA


   El principal hospedador de Marteilia refringens es la ostra europea (Ostrea edulis). Algunas citas recogen la presencia de este protozoo en otros bivalvos como mejillones (Mytilus edulis y Mytilus galloprovincialis), berberechos (Cardium edule) y ostras (Crassostrea gigas). Sin embargo, la dificultad de identificación de las especies de Marteilia y el posible papel como simples hospedadores accidentales por parte de algunos de estos bivalvos recomienda una cierta prudencia para determinar exactamente el rango de hospedadores de esta especie.

   El ciclo completo de Marteilia refringens es desconocido, la vía y el estadio infectantes no están identificados. La transmisión del parásito de un hospedador a otro no ha sido demostrada, lo que ha inducido ha pensar que los esporos necesitan un proceso de maduración en el medio acuático o el desarrollo en un hospedador intermediario antes de infectar a otro molusco.
   El primer estadio reconocible de Marteilia refringens en la ostra es una célula ameboide uninucleada (plasmodio o células primarias) que se presenta en primer lugar en las células epiteliales del estómago (o excepcionalmente en el epitelio branquial) y posteriormente en las células de los túbulos de la glándula digestiva e intestino y en el tejido conectivo que rodea a ambas estructuras, donde tiene lugar la esporulación. La esporulación implica una serie de divisiones por gemación interna que dan lugar a la formación de células secundarias (sporangial primordia o presporangia). El plasmodio crece, denominándose sporangiosorus, conteniendo en su interior hasta 8 células. Nuevas divisiones de las células secundarias dan lugar a la formación de células terciarias (spore primordium). Las células terciarias evolucionan formando esporos maduros contenidos en las células secundarias (esporangium). En el citoplasma del esporangium aparecen los cuerpos de inclusión, muy refringentes cuando se observan a microscopía óptica y que dan nombre a la especie. Los esporangia rompen las células epiteliales y son liberados al agua vía digestiva.

   La marteiliosis afecta a las ostras europeas en la costa atlántica europea, de Gran Bretaña a Portugal, desde 1968 que comienza su aparición en las costas de la Bretaña francesa. En la costa española la importación de ostras francesas provocó la devastación del cultivo de este bivalvo, con mortalidades que llegaron a alcanzar el 70% de las ostras de procedencia francesa. Hoy en día continua siendo importante causa de mortalidad de las ostras en varias zonas productoras europeas donde su incidencia puede alcanzar el 100% de las ostras, mientras otras áreas no han sido afectadas.
   La mortalidad causada por la enfermedad de Aber comienza aproximadamente en Mayo, alcanzándose los valores máximos a lo largo del verano (momento de máxima liberación de sporangia maduros). En otoño la mortalidad disminuye progresivamente hasta desaparecer a principios del invierno. Los estadios plasmodiales inmaduros son los que persistirían durante el invierno, reiniciando nuevas infecciones el siguiente Mayo.
   La prevalencia de infección por Marteilia refringens es muy variable. Algunos estudios observando la diferencia de prevalencia en mejillones (Mytilus galloprovincialis) en diferentes localidades de Galicia (España) han mostrado la influencia que sobre este parámetro pueden tener algunos factores como la relación directa entre la prevalencia y la densidad de mejillones cultivados, la profundidad de cría con una mayor prevalencia en aguas más superficiales.

CUADRO CLINICO


   No existe una correlación directa entre la intensidad de parasitación y la presencia de sintomatología y mortalidad de las ostras, de manera que hospedadores con un gran número de parásitos pueden no presentar ninguna alteración, mientras que ostras altamente afectadas pueden albergar un número mínimo de parásitos. La explicación de una alta mortalidad no está todavía clara, aunque se han apuntado como posibles causas la sensibilidad a toxinas secretadas por el parásito, estres ambiental o sinergismo con otros organismos que afectan al hospedador.

   La infección por Marteilia refringens produce, a partir del otoño del primer año de cultivo una emaciación progresiva de las ostras infectadas con pérdida de la condición corporal, apareciendo en casos extremos la masa visceral arrugada y viscosa. Cesa el desarrollo de las valvas, la glándula digestiva adquiere una coloración amarillenta pálida y el manto aparece translúcido. Pueden aparecer focos de necrosis tisular y finalmente las ostras aparecen con las valvas permanentemente abiertas antes de morir.

DIAGNOSTICO


   El diagnóstico rutinario se realiza a partir de improntas teñidas de la glándula digestiva o mejor todavía por medio de técnicas histológicas rutinarias que permiten la identificación del parásito en las células epiteliales de los divertículos digestivos.

TRATAMIENTO Y PROFILAXIS


   La reacción frente al parásito por el hospedador consiste en infiltración hemocítica en el tejido conectivo de la glándula digestiva, epitelio del estómago y divertículos digestivos. Pero la infección no siempre va acompañada por infiltración hemocítica en la glándula digestiva y estas variaciones en los niveles de infiltración podrían indicar diferencias en la susceptibilidad del hospedador, diferencia en patogenicidad del parásito o diferencias en la interacción entre el parásito/hospedador y las condiciones ambientales. Un mejor conocimiento de los mecanismos defensivos y del ciclo biológico del parásito son necesarios para la planificación de sistemas preventivos efectivos.
   Actualmente el único método aplicable para evitar la propagación de la enfermedad radica en evitar transferir ostras procedentes de áreas endémicas a zonas libres del parásito. En áreas enzoóticas, se intenta el control acortando el tiempo de cultivo durante el periodo de transmisión de la enfermedad (verano), cultivado en áreas con alta salinidad (35-37 ppt) o evitando una alta densidad de animales.



Marteiliosis sydneyi

ETIOLOGIA


   Marteilia sydneyi es el agente etiológico de la enfermedad QX (QX disease) que afecta a la ostra de roca de Sydney, Saccostrea commercialis (Sydney rock oyster) en la costa este de Australia.

   La diferencia principal con M. refringens se basa en la presencia en los esporos maduros de M. sydneyi de una gruesa capa de membranas concéntricas, de la que carecen los esporos de M. refringens, así como por la formación normalmente de más de 8 células secundarias (sporangial primordia) en cada plasmodio.

EPIDEMIOLOGIA


   M. sydneyi ha sido y es un grave problema en la producción de ostras en Australia debido a la alta mortalidad, próxima en ocasiones al 100%, que puede causar en sus hospedadores durante el verano (Diciembre a Marzo).

CUADRO CLINICO


   M. sydneyi tiene la misma localización y el mismo desarrollo en los tejidos del hospedador. Las ostras afectadas muestran emaciación, completa reabsorción de las gónadas y la glándula digestiva de color amarillo pálido, con muerte de los moluscos en menos de 60 días pos-infección.

DIAGNOSTICO


   Se utilizan los mismos sistemas de diagnóstico y prevención (M. sydneyi se desarrolla preferentemente en aguas con baja salinidad) que M. refringens. Un prueba de inmunofluorescencia indirecta fue desarrollada por el Dr. Roubal y sus colaboradores en el Departamento de Parasitología de la Universidad de Queensland.



Artículo publicado en la Revista AquaTIC nº 3, mayo 1998