Actualidad de la Acuicultura en Argentina

Laura Luchini

Resumen


La acuicultura comercial, se define como el arte de cultivar organismos acuáticos vegetales o animales, totalmente o parcialmente relacionados al agua por su ciclo de vida, con la aplicación de métodos y técnicas totalmente controladas por el hombre. Las producciones obtenidas por estos medios se consideran propiedad del productor. Estos organismos pueden pertenecer a grupos como Equinodermos, Crustáceos, Moluscos, Peces, Anfibios y Reptiles; así como Algas y Vegetales Superiores, abarcando cultivos en agua dulce, marina o salobre. El proceso productivo involucra la selección de los organismos reproductores para obtención de "semilla" (de procedencia silvestre o de producción), pasando por el control de su crecimiento a través de todas o algunas de las fases del cultivo (reproducción, recría o preengorde y engorde) hasta lograr la talla adecuada (según el organismo cultivado) y su comercialización, en función de un estudio previo sobre la demanda existente en un mercado determinado. Por lo tanto, dos son las herramientas imprescindibles para la formulación de proyectos comerciales en acuicultura: la biológica y la económica. La actividad presenta ventajas significativas respecto de la pesca tradicional: se procede a una producción en forma controlada, obteniéndose productos de calidad también controlada, con posibles cosechas parciales y llegada continua a un mercado seleccionado; lográndose un aprovechamiento sustentable y económicamente apto para el productor en los casos en que el mismo haya planificado y testado con rigor su anteproyecto.


Texto completo:

PDF

Enlaces refback

  • No hay ningún enlace refback.


Copyright (c) 2016 Revista AquaTIC